Fuentes de financiamiento

10 fuentes de financiamiento muy buenas para tu empresa

Las empresas siempre están en búsqueda de fuentes de financiamiento. Esta búsqueda se da por dos motivos: Porque no se cuenta con capital suficiente o porque necesitan expandirse. Sin importar cual sea el motivo, siempre encontrar la mejor fuente se ha significado un problema, tanto para emprendedores como para las empresas. Es por eso que el día de hoy he querido hacerte una lista un poco extensa de toda las fuentes que puedes obtener.

Las mejores fuentes de financiamiento.

A continuación, verás algunas de las mejores fuentes de financiamiento que hay disponibles para nosotros:

       1. Venture Capital

¿Qué es el Venture Capital? Esta fuente de financiamiento se conforma de fondos que son otorgados a empresas que comienzan y que están operando en los mercado de alto crecimiento. Es decir, que si tu negocio está iniciando puedes solicitar un financiamiento de este tipo. Su finalidad es ayudarte a crecer lo suficiente logrando que tu empresa se convierta en un negocio rentable. Después de que tu negocio se vuelva rentable, el financiamiento se te retira.

Una de las características distintivas de esta fuente de financiamiento es que la inversión que estos realizan es en forma de capital. Por lo tanto, significa que se vuelven socios- propietarios del negocio y las aportaciones que se realizan no superan los US$5 millones. Estas fuentes de financiamiento son muy confiables debido a que los inversores cuentan con profesionalismo, la credibilidad, el capital y por supuesto, de experiencia con el tipo de negocios que eligen.

Pero ¿Cómo obtenerlo?

Financiamiento Crowfunding
El Crowfunding es uno de los financiamientos nuevos en México.

Este tipo de entidades se fijan en aquellas empresas que ofrecen o tienen un potencial de crecimiento y son innovadoras. Por lo tanto, si queremos un financiamiento de algunas de las entidades de capital de riesgo hay que plasmarlo en un Plan de negocios. Muestra lo atractivo que es tu proyecto y que de igual manera el proyecto es viable. También deberás aclarar el tema del porcentaje de acciones. Las acciones que reciben usualmente no sobrepasa el 40% de las acciones.

       2. Crowfunding

Con la aparición y el uso masivo de los medio digitales no se ha podido ignorar uno de los financiamientos relativamente nuevas en México: El Crowfunding. Es una de las fuentes de financiamiento colectivo por medio de Internet. Consiste en conseguir un gran número de pequeños inversionistas que aportan cierta cantidad para tu proyecto por medio de las plataformas. Son pequeñas las cantidades que estos inversionistas aportan, sin embargo, todos juntos, proveen grandes cantidades de dinero.

Según datos recabados de la revista Forbes: En México, el potencial para el mercado de crowdfunding es enorme. Se estima que a julio de 2015 la industria de fondeo colectivo en México había fondeado exitosamente 4,081 campañas con un total 256 millones de pesos recabados de 53,276 inversionistas. Según el Reporte Nacional de Inclusión Financiera de 2016, tuvo un crecimiento promedio anual de 495% entre 2011 y junio de 2015.

Estos pequeños inversionistas reciben una pequeña recompensa por sus aportaciones. El emprendedor financiado ofrece una recompensa a los donadores. Puede ser desde pasar tiempo con el mismo emprendedor y conocerlo, hasta recibir un producto o servicio de la misma empresa. El donador no tiene derecho a tener participación accionaria dentro del proyecto, debido a que el sistema del Crowfunding no está hecho para esto. Tampoco puede obtener rendimientos futuros sobre la inversión.

       3. Autofinanciamiento

Este concepto no es muy extenso ni complicado. ¿Sabes lo que significa autofinanciarse? Significa obtener caja el primer día que comiences con tu negocio. Sin lugar a dudas puedes ser uno de los mejores fuentes de financiamiento, pero también trae consigo sus complicaciones. Tendrías que generar capital en poco tiempo o de lo contrario no creceras ni podrás solventar los gastos. Si no hay capital no hay negocio, si no hay nóminas no  hay empleados.

Financiamiento 3F's
Los amigos, familiares y los locos pueden ayudarte a financiar tu empresa.

Necesitas estar bien planteado, que tu empresa tenga fortaleza y saber que debes generar dinero el primer dia de arranque de tu negocio. He escuchado a un gran número de emprendedores exclamar: “no me endeudaré y comenzaré un negocio con dinero propio”. En lo que a mi respecta, te recomiendo que si quieres autofinanciarte cuentes con un capital de ahorro. Si aún crees tener tiempo para ahorrar el capital suficiente, adelante, de lo contrario podrías obtener financiamiento de otras fuentes que se encuentran en esta lista.

       4. Las 3 F’s

Por su traducción “Familiares, amigos, locos”. Es una de las fuentes de financiamiento usadas por la gran mayoría de autónomos. Se trata del financiamiento de familiares y de amigos que deciden aportar capital para tu negocio. Para unos cuantos esta fuente es la más viable y la mejor. Debido a que por lo general no cuentan con tasas de interés ni interfieren en la gestión del negocio es considerada como una de las mejores. Usualmente no son cantidades grandes de capital, es por eso que debes analizar si es conveniente financiarte de esta manera.

       5. Capital Semilla

La Secretaría de Economía de México cuenta con un programa de Capital Semilla en el que se financian emprendedores y start-ups que necesitan alrededor de 100 mil y 2 millones de pesos. Esta es una fuente que apoya a las personas que están iniciando o están en la etapa inicial de su proyecto. Para obtenerlo deberás incubarte en el Sistema Nacional de Incubación de Empresas de la Secretaría de Economía. Los que obtienen este financiamiento reciben cantidades de dinero diferentes, las cantidades pueden variar. Por ejemplo, si tu negocio es tradicional o de tecnología intermedia tendrás acceso a un monto de $50,00 a $500,000. Este tipo de financiamiento solo puede financiar el 70% del costo total de tu proyecto.

Fuentes de financiamiento

       6. Leasing

También es denominado “arrendamiento” y sirve para denominar a una operación de financiamiento de maquinas, viviendas y otros bienes. El leasing consiste en un contrato por el cual solicitamos a un banco o a una institución financiera que adquiera una propiedad de un bien y que este mismo nos lo arriende. Es decir, que se trata de una renta del equipo o del bien, que posteriormente tenemos la opción de comprarlo a dicha institución. Puede ser maquinaria, equipo, etc.

Financiamiento bancario
Las instituciones bancarias son fuentes de financiamiento que aportan gran capital a las empresas.

Existen dos tipos de leasing: el mobiliario y el inmobiliario. El inmobiliario se conforma de viviendas y locales, cualquier edificio. El leasing mobiliario consiste en arrendar equipo mobiliario útil para las actividades de tu empresa. Existe también un término llamado Leaseback: consiste en que la empresa transfiere los activos, bienes muebles o inmuebles, a una entidad financiera por cierta cantidad. Aquí se garantiza su uso a la primera mediante un contrato de leasing y se pagan cuotas por el uso de tal bien. Al término del contrato, también se ofrece la opción de comprar el bien.

       7. Instituciones Bancarias.

Son aquellas entidades o fuentes de financiamiento en las que las empresas pueden acudir para obtener capital o tener flujo en la operación diaria del negocio. En estas instituciones podemos obtener financiamiento en un corto menos de tiempo a comparación de las otras que conforman esta lista. Además de la banca comercial existen Sofomes (Sociedad Financiera de Objeto Múltiple). Estas sociedades tienen como objetivo principal el otorgamiento de créditos. Lo importante aquí es saber comparar las ofertas y optar por el mejor y por el que se adapte a nuestras necesidades.

Las instituciones bancarias otorgan créditos grandes a las empresas. Pueden ir desde los $10,000 hasta los $10 millones de pesos, dependiendo de lo que la empresa necesite. Pero no solo ofrece productos para las grande empresas, también apoya a los emprendedores. Las cantidades de capital que son ofrecidos a estos emprendedores van desde los $500,000 hasta $1.5 millones. El capital otorgado depende del nivel del proyecto, es decir, si requiere de mucha inversión o no.

       8. Factoraje.

El factoraje es un esquema por el cual una empresa puede vender su factura a un empresa de factoraje. La empresa a la que se le vende la factura se encarga del cobro y por ello recibe una parte del valor del documento. Es una de las fuentes de financiamiento que es muy utilizada por Pymes para satisfacer sus necesidades de capital circulante. Los bancos, las cajas de ahorros e incluso tienda departamentales suelen ser aquellas empresas que realizan este tipo de movimientos.

       9. Inversionistas Ángeles.

Ángeles Inversionistas
Los “Ángeles de las finanzas” son grandes inversionistas que pueden financiar tu empresa.

Los Ángeles Inversionistas son los “ángeles de las finanzas”. Son aquellos inversores que financian proyectos de emprendedores con dinero propio. Debido a que es capital personal, buscan obtener gran beneficio de su inversión, hasta 4 ó 5 veces superior a la cantidad que éste aportó, en un plazo de 1 a 5 años. Buscan que el retorno de su capital sea superior al que invierten debido a que este tipo de inversiones son de riesgo. Generalmente en los proyectos en los que estos invierten son nuevos.

Los ángeles inversionistas pueden hacer dos tipos de inversiones:

  1. Capital. Como vimos anteriormente, pueden ofrecer capital con el que buscan un retorno mayor.
  2. Conocimiento y Experiencia. También pueden aportar sus grandes conocimiento y su experiencia en el mundo de los negocios. En lo que a mi respecta, este último es la mejor inversión que puedes obtener de ellos ángeles de las finanzas.

       10. Incubadoras o aceleradoras de negocios.

Las incubadoras tienen como objetivo garantizar y acelerar el despegue de las empresas o star-ups. A cambio esta recibe un porcentaje del capital de la empresa. Esta organización está diseñada para asegurar el éxito de los proyectos, desde que son ideas hasta que se forjan como compañías. Ofrecen una amplia gama de recursos y servicios en las que se pueden incluir la renta de espacios, coaching, capitalización, etc. Los emprendedores que consiguen estas fuentes de financiamiento pueden gozar de los recursos antes mencionados.

La incubadora tiene tres fases:

  • Pre-incubación. Se afina el plan de negocio de un proyecto emprendedor.
  • Incubación. Se pone en marcha y se da seguimiento del impacto.
  • Post-incubación. Se da seguimiento al proyecto y se fortalecen áreas de oportunidad.

Conclusión.

Existen diversas fuentes de financiamiento con la que puedes financiar tu proyecto o negocio. Las fuentes anteriores son muy buenas o excelentes para tu empresa, independiente del giro. Por ejemplo, si necesitas de nuevo equipo, de inmobiliario las opciones anteriores pueden ser tu solución. Es fundamental que identifiques en primera instancia la necesidad de tu empresa que quieres satisfacer, de ella depende que analices cada uno de los financiamientos y elijas la mejor opción.

¿Conoces alguna otra fuente de financiamiento increíble para tu empresa?

Si te ha gustado el artículo házmelo saber dejando un comentario, suscribiéndote o compartiendo el artículo con alguien más.

Anterior

20 ideas de negocio en tiempo de crisis que te inspirarán- Parte 1

Siguiente

Lecciones poderosas que necesitas aprender de los antiguos lideres.

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua