Fuentes de financiamiento

5 mitos y realidades de solicitar un financiamiento.

Solicitar un financiamiento no es nada sencillo para cualquier emprendedor, muchos factores son los que determinan que los inversionistas inviertan en nuestra idea de negocio y que nos ayuden a desarrollarla. Lo que quiero mostrarte hoy son los mitos y realidades que un emprendedor debe considerar al momento de solicitar un financiamiento, quiero prepararte para el proceso y evitar que te lleves sorpresas.

La gente se siente insegura sobre emprender un negocio porque existen muchos tabúes acerca de emprender aquí en México. “El primer paso para iniciar un proyecto de emprendimiento es no tener miedo al fracaso y sí, determinación y coraje”. Cada vez hay más personas interesadas en el tema del emprendimiento, pero ¿qué es lo que los detiene para hacerlo? Algunas de las razones por la que los emprendedores fracasan es porque tienen creencias erróneas acerca de lo que es crear una empresa. A continuación, presentamos algunas:

  • Todos los emprendedores y/o empresarios son arriesgados. A menudo se piensa que un emprendedor se define por asumir altos riesgos en sus proyectos. Incluso el diccionario describe a un empresario como aquel que asume riesgos comerciales. Sin embargo, como todos los empresarios prudentes, los empresarios saben que tomar riesgos altos es una apuesta. La mayoría de los emprendedores tienden a buscar cuidadosamente la mejor acción de riesgo / recompensa. Ellos prefieren situaciones en las que pueden influir en el resultado, y les gustan los desafíos si creen que las probabilidades están a su favor.
  • Los emprendedores nacen, no se hacen. Muchas personas creen que los empresarios poseen habilidades innatas, talentos genéticos, etc. Sin embargo, los expertos en general coinciden en que la mayoría de los empresarios no nacieron; aprendieron a ser empresarios. La reciente proliferación de incubadoras, y otros tipos de financiamientos y universidades apoyan el emprendimiento, el cual se está enseñando con éxito. Casi cualquier persona puede convertirse de emprendedor a empresario, sólo es cuestión de decisión.
  • La principal motivación del emprendedor es ser rico. Cualquier empresario exitoso, te dirá que iniciar un negocio no es una alternativa rápida para volverte rico. Los nuevos negocios tardan generalmente de uno a tres o cuatro años para obtener un beneficio financiero. Durante la etapa de creación de empresas, los emprendedores no compran nada de lo que no necesitan, como los coches de lujo y el uso de su excedente de dinero, lo utilizan para pagar la deuda o reinvertir en el negocio. Su enfoque está en crear una compañía con una base financiera sólida para la extensión y crecimiento futuro de su negocio.
  • Los emprendedores dedican poco tiempo a su vida personal. Todos los empresarios de éxito, trabajan largas horas, lo que entraña su vida personal. Sin embargo, las largas horas de trabajo no son exclusivas para los empresarios. Muchos gerentes y ejecutivos corporativos trabajan mucho más allá del promedio de 40 horas semanales de trabajo. La principal diferencia entre el empresario y su contraparte corporativa es el control de programación.como-solicitar-un-financiamiento En el mundo corporativo, usted puede no tener control sobre su horario.Si algún gerente de nivel superior llama a una reunión del sábado, no tienes otra opción que estar allí. A los empresarios no les importa trabajar de 60 a 70 horas por semana, pero harán todo lo que puedan para preservar su tiempo privado. Ellos programan reuniones importantes durante la semana para que puedan tener fines de semana fuera de su vida personal, que es muy importante para ellos.
  • Los emprendedores son solitarios e introvertidos. Algunas ocasiones, los emprendedores pueden trabajar solo en una idea de negocio mediante pequeños momentos en la soledad de su garaje o estudio. Sin embargo, el emprendedor astuto sabe que él o ella debe basarse en la experiencia y las ideas de otros con el fin de tener éxito. Los emprendedores buscarán activamente el consejo de otros y harán muchos contactos de negocios para validar sus ideas de negocio. El empresario que es un solitario y no habla con nadie, nunca va a iniciar un negocio exitoso.
  • Los emprendedores van de empleo en empleo. Un estudio reciente de los empresarios de éxito, mostró que la mayoría de ellos trabajaba para una corporación grande, un número de años antes de haber comenzado su propio negocio. En todos los casos, se utiliza la estructura corporativa para aprender todo lo posible sobre el negocio que desean iniciar antes de haber comenzado por su propia cuenta. No necesariamente tienes que pasar por un empleo para emprender un negocio.
  • Los emprendedores carecen de dedicación a una sola cosa. Es un mito que los emprendedores no están dedicados a una sola cosa. La dedicación es una habilidad que todos los empresarios exitosos desarrollan o deben desarrollar. Se dedican a convertirse en su propio jefe y en construir su negocio. Robert Kiyosaki, dice que una de las habilidades que toda persona que quiera convertirse en un dueño de negocio debe desarrollar es la de manejar su propia agenda, es decir tener un enfoque y una dirección de que hacer durante el día (tener un plan de acción). Muchos emprendedores pueden cambiar de actividad o de dirección más rápido que otras personas. A menudo, esta capacidad de cambiar de dirección rápidamente puede ser esencial para el éxito, y los emprendedores tienden a no cambiar de dirección sin cuidado, aunque siempre hay excepciones. Esto se llama anticiparse a cualquier situación no favorable en tu negocio y prevenir el caos.

solicitar-un-financiamiento-banner

Solicitar un financiamiento.

Uno de los retos con los que se enfrentan los emprendedores al momento de decidir emprender, es el dinero. Existen muchos “tabúes” y “mitos” acerca del dinero y fundar una empresa. La mayoría de los emprendedores tienen un mal concepto de recaudar capital o de cómo solicitar un financiamiento, de cuándo es un buen momento para buscar financiamiento y lo que se necesita para captar la atención de los inversionistas. En artículos anteriores he hablado de algunos tipos de financiamiento. A continuación, te menciono algunos de los mitos en los que suelen creer los emprendedores al momento de solicitar un financiamiento:

  • Los emprendedores no deben financiarse con deuda. Aunque no lo creas, en la realidad muchas empresas han comenzado con deuda. Según la encuesta de Pequeñas y Medianas Empresas de la Reserva Federal de Estados Unidos, el 53% de la financiación de las pequeñas empresas proviene de la deuda y sólo 47% proviene de la solvencia. Por lo tanto, una gran cantidad de emprendedores utilizan la deuda de capital para financiar sus empresas. Mientras ésta sea bien manejada, es un camino recomendable.
  • Los números son suficientes para atraer a los inversionistas: Una de las ideas que se tiene al momento de solicitar un financiamiento es que basta con solo hablar de números. Los emprendedores de alguna manera han creído que las decisiones de inversión son una cuestión de aritmética. Datos, cifras por sí solas, no convencen. Con el fin de convencer a un inversionista, los empresarios tienen que ser capaces de contar sus historias.
  • Los inversionistas van a leer tu plan de negocio. Actualmente existen cientos de universidades e incubadoras, que enseñan a los emprendedores a diseñar un buen plan de negocios para elevar las probabilidades de captar la mayor cantidad de inversionistas posibles. Esto es absolutamente incorrecto debido a que muchos emprendedores piensan que pueden conseguir que los inversionistas acepten financiar su proyecto con tan sólo enviar su plan de negocios.Por desgracia, esto rara vez funciona. El plan no lo es todo para solicitar un financiamiento. El truco no es simplemente enviar tu plan. Se trata de encontrar la mejor manera de aprovechar la oportunidad.Este es el porqué: tu plan de negocios no puede responder a todas las preguntas. Independientemente de lo bien diseñado que esté tu plan de negocio, nunca será perfecto. Por ejemplo, nunca podrá contestar todas las preguntas que un inversionista pueda tener. Si lo hiciera, serían de 100 o más páginas, en cuyo caso, nadie lo leería.Las escuelas de negocios enseñan a sus estudiantes a escribir planes de negocio, ya que puede ayudar al emprendedor a desglosar su proyecto en una lista de pasos que son fáciles de enseñar, y probar algo. En el ámbito académico, la escritura y la publicación de artículos es sinónimo de éxito. Pero no es como se define el éxito en el mundo real. Al escribir un plan de negocios, los empresarios pueden identificar áreas de oportunidad en su idea de negocio.
  • No conozco a Ángeles Inversionistas.  Este punto creo que podríamos llamar: excusa para no solicitar un financiamiento para nuestra idea. Si vives en Siberia, entonces este puede ser el caso, pero por lo demás, esto simplemente no es cierto. Por supuesto, no se puede abrir una agenda de teléfonos y buscar en el apartado de ángeles inversionistas. Este tipo de inversionistas no es reconocido por la mayoría de los legisladores y que tienden a mantener un perfil bajo.Los ángeles típicamente invierten sus propios fondos, no como las entidades de capital de mitos-de-solicitar-un-financiamientoriesgo (o venture capitalists), quienes administran profesionalmente dinero de terceros a través de un fondo. Un número cada vez mayor de ángeles inversores se están organizando en redes, grupos o clubes de ángeles para compartir esfuerzos y unir sus capitales de inversión.

    Un buen punto de partida para la búsqueda de ellos y solicitar un financiamiento en su área, es el contacto con colegas de negocios, abogados, contadores, antiguos compañeros de clase, profesores universitarios, e incluso otras empresas nuevas. Simplemente pregunte a estos grupos de personas si conocen a alguien con interés en invertir en el tipo de negocio que está construyendo. Si le preguntas lo suficiente, te sorprenderás de los resultados.Recuerde, los ángeles inversionistas están a su alrededor. Son las personas que tienen un interés en determinados tipos de empresas y tienen fondos suficientes para poder hacer la inversión oportuna. Son personas con las que convives en los círculos de networking o eventos empresariales. Asistir a eventos empresariales y de networking, te ayudará a encontrarlos.

  • No significa que no hay más que hablar. Al momento de solicitar un financiamiento debes de tomar en cuenta que no todo inversionista le dirá que si a tu proyecto. Cuando un inversionista te da un “NO” rotundo después de que hayas hecho tu presentación de negocio, su respuesta natural como un empresario es seguir adelante, con la opinión de que no ofrecen un valor adicional a su negocio de construcción.Te recomiendo que pidas una retroalimentación, si un inversionista te dijo que no, pregunta qué es lo que tendrías que mejorar y siempre pregúntate ¿qué pasó?, ¿qué funcionó? y ¿qué no funcionó? Lo que es extremadamente difícil de hacer es tragar tu orgullo y, en cambio, irás en busca de otros inversionistas que estén dispuestos a ser tus mentores y que te ayuden a mejorar tu negocio. No te olvides que has invertido mucho tiempo y esfuerzo con los inversionistas, y tienen todo el derecho de esperar algo a cambio de su inversión.
  • El acuerdo se termina cuando el inversionista dice que “sí”. Es natural suponer que, una vez que todos están completamente de acuerdo y lo único que se necesita para finalizar el acuerdo son las firmas y el papeleo, el financiamiento se cerrará por sí solo. La atención de su inversionista a los detalles del cierre variará dependiendo de las circunstancias de la vida sobre las cuáles no tienes ningún control. Muchos emprendedores cometen el error de no ser ellos mismos los encargados de verificar que ambas partes estén de acuerdo y de aclarar cada punto del contrato.
  • Necesito más dinero. Esta es una situación en la que todo emprendedor debe lidiar al menos una vez durante el proceso de su negocio. Siendo honestos, para iniciar tu proyecto la realidad es que necesitas dinero para arrancar. Como empresarios, generalmente pensamos en grande. Yo sé lo fácil que es dejarse llevar por una gran idea de negocio. Sin embargo, creo que es importante tener en cuenta el antiguo dicho sobre “Roma no se construyó en un día”. Muchas empresas comienzan muy pequeñas y generan poco a poco los ingresos suficientes para costear sus operaciones.mitos-realidades-solicitar-un-financiamientoEn términos prácticos, esto significa que, si aún no tienes el capital suficiente para iniciar tu negocio o para llevarlo al siguiente nivel, tómate algún tiempo para volver a evaluar las finanzas de tu negocio, puedes solicitar un financiamiento varias veces.

    Revisa tu plan de negocio y encuentra oportunidades para reducir costos, déjame decirte como propietario de un negocio, esta es una valiosa habilidad para aprender. Aunque en el mundo real la reducción de costos no es una práctica útil para las empresas. En otras palabras, no cuentas con el capital suficiente para todo lo que había planeado, a veces, la mejor respuesta es cambiar tu enfoque. El emprendedor debe ser consciente de que tipo de financiamiento necesita.

Muchos de los emprendedores se dejan llevar por las anécdotas o historias de como en verdad es solicitar un financiamiento. Es difícil cuando se recibe una respuesta negativa hacia la solicitud de financiamiento, poco después se comienza con el cuestionamiento del por qué no se obtuvo aquella oportunidad y en qué parte del proceso o solicitud fallamos. Es importante que los puntos que anteriormente te mencione los tomes en cuenta. No te de rindas si recibes un NO por respuesta, nadie dijo que es fácil, pero no dejes de que derrumbe tus sueños.

¿Qué es lo que más te ha gustado de este artículo? Compártelo en los comentarios. Compártelo con tus amigos emprendedores y en tus redes sociales. 

Echa un vistazo a estos artículos:

4 Fuentes de financiamiento salvavidas que necesita tu empresa.

6 Fuentes de financiamiento que probablemente no conocías.

Anterior

4 fuentes de financiamiento salvavidas que necesita tu empresa.

Siguiente

6 beneficios fundamentales de solicitar un financiamiento .

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua