Capital humano

5 cambios en tu espacio físico para mejorar el clima laboral

 

“El 90% de los empleados reconoce que su actitud en el trabajo se ve afectada de manera adversa por la calidad de su ambiente de trabajo”. Así lo señala el estudio Gensler US WorkplaceSurvey (2014). Factores como la ergonomía de los muebles de oficina, la iluminación, etc., pueden afectar de manera positiva y a la vez negativamente a la productividad de tus empleados. Es por eso que hoy quiero hablar sobre los cambios que puedes hacer al ambiente físico de tu empresa para mejorar el clima laboral.

Hemos hablado sobre temas del clima laboral, sobre motivar y hacer más productivos a tus empleados. Pero, nos olvidamos un poco del ambiente físico que también es factor importante en el clima laboral. Uno de los factores por el cual tus empleados no dan el 100% y no son productivos puede ser el ambiente físico al que están expuestos. Anteriormente hemos hablado de este tema brevemente. Hoy quiero enfocarme nada más a este tema que creo que vale la pena hacerlo.

Un cambio en el ambiente físico de la empresa es vital para mejorar el clima laboral de la misma.

Muchas empresas no consideran la importancia que los cambios físicos tienen en sus empleados, es por eso que algunas fracasan. Algunas consideran muy poco el cambio físico en sus oficinas y la principal razón es porque no ven por sus subordinados. Si eres de aquellos jefes que considera que tu oficina es de lo mejor y que no le hacen falta cambios, probablemente no estés escuchando a tus empleados. Déjame decirte que, si eres uno de ellos, están cometiendo un error que puede tener graves consecuencias.

En primera instancia ¿qué es lo que se busca con cambiar el ambiente físico? La respuesta, mejorar el clima laboral ¿con qué finalidad se hace o se planea? Bien, algunas otras respuestas son:

  • Aumentar la productividad de cada uno de los empleados.
  • Incrementar la calidad del ambiente físico, con el propósito de que los empleados se sientan a gusto y encuentren bienestar.
  • Una optimización de costes, es decir, que se aproveche de la mejor manera los espacios de la empresa.
  • Que los espacios sean flexibles, que sean los espacios quienes se adapten a los empleados y no que ellos tengan que hacerlo con el ambiente físico.

Para mejorar el clima laboral o el ambiente físico de una manera excelente se requiere de materiales con un gran costo, unos cuantos. Sin embargo, los cambios que te propongo en este artículo no son muy costosos, pero que sin duda pueden dar increíbles resultados. Bien dicen que, hasta los cambios más pequeños, pueden dar grandes resultados. Es necesario recalcar que mejorar el clima laboral no solo depende de un buen ambiente físico, sino que puedes, de igual manera, probar con otras herramientas para motivar a tu personal .

CAMBIOS PARA MEJORAR EL CLIMA LABORAL

Las mejoras en tu ambiente físico no requieren de grandes tecnologías. No necesitas de unos escritorios costosos para tus empleados. No necesitas de una alta tecnología para satisfacer y tener contentos y productivos a tus empleados. Como anteriormente te mencioné, los cambios que hoy te propongo no requieren de altos costos. Los cambios que estás a punto de leer son sencillos y rápidos de implementar. Recuerda, los pequeños cambios pueden generar grandes resultados. A continuación, te enlistaré los cambios para mejorar el clima laboral de tu empresa.

Con muebles ergonómicos es posible mejorar el clima laboral. Da comodidad a los empleados.

     #1. Muebles ergonómicos.

Muchos empleados pasan un largo periodo del tiempo sentados en el escritorio y como consecuencia terminan con fuertes dolores o cansancio en el cuerpo. La comodidad es lo primordial. El empleado debe sentirse cómodo en su lugar de trabajo, solo así podrá desarrollar con mayor desempeño su labor. El primer cambio que debes de hacer son en los muebles de la oficina. Cambia aquellos muebles, sillas, escritorios que no son cómodos para el empleado y que perjudican en sus labores diarias, así como los que dañan su cuerpo.

Obviamente, para conseguir la información sobre cuál mobiliario es el que está perjudicando su labor es necesario que los escuches. Pregunta cómo se sienten, si les molesta algo, qué les gustaría mejorar o qué es lo que necesitan para tener una buena productividad. En la comunicación es donde muchas empresas cometen errores, y terminan teniendo un mal clima laboral. Por lo tanto, te invito a que escuches a tus empleados regularmente, con el fin de conocer este tipo de factores que los afectan.

     #2. Iluminación.

La iluminación es importante para el desempeño de tus empleados es por eso que lo considero uno de los cambios que se deben de hacer, en caso de que no se haya hecho, para mejorar el clima laboral. Una mala iluminación ocasiona fatiga en los empleados y en el caso de los que se encuentran en frente de monitores, el problema es mayor. Una mala iluminación de los ambientes laborales puede ser dañino y perjudicial en la productividad. Lamentablemente pocas empresas le toman consideración a este punto.

Lo correcto es tener una iluminación adecuada. Una iluminación que permita que los empleados desarrollen sus actividades de una mejor manera. La correcta iluminación puede ser fuente de creatividad, así como concentración. Colocar los escritorios cerca de ventanas es una excelente idea, ya que se aprovecha la iluminación natural. Por lo tanto, hace que sean más productivos y mejoren la calidad de su trabajo. Si no puedes hacer uso de la iluminación natural puedes crear esa perfecta y cómoda iluminación con lámparas de escritorio.

     #3. Colores.

Los colores con los que cuentan las paredes de tu empresa también son factores beneficiosos o perjudiciales para el desempeño de tus empleados. Los colores son influenciadores en el estado de ánimo de tus empleados, por eso es de vital importancia elegir el adecuado. Según datos de la revista Health Magazine, los colores del ambiente desembocan en respuestas emocionales y psicológicas.

  • Las paredes rojas o violetas estimulan la producción de adrenalina en el cuerpo, aumentando tu nivel de energía y creatividad.
  • Los azules pálidos tienen un efecto tranquilizador.
  • Amarillos y verdes dan alegría.
  • El negro inspira poder y dominio.

De acuerdo con ehowenespanol.com, lo que recomienda es elegir colores armoniosos. Aquellos que se asemejan a los de la naturaleza. Bien, ya que hemos tocado el punto sobre la naturaleza, quiero que sepas el poder que esta tiene y cómo puede ayudarnos a mejorar el clima laboral de nuestra empresa. Sin duda alguna, tiene un poder increíble sobre las personas, es por eso que se recomienda a cualquier persona que se conecte con ella para encontrar tranquilidad y relajación. Entonces, puedes usar la naturaleza a tu favor.

     #4. Aire y Ruido.

El aire que se respira dentro de las oficinas no es el mismo al que se respira fuera de ellas. Es por eso que he colocado este factor como uno de los cambios que debes de hacer para mejorar el clima laboral. El aire que se respira dentro de la empresa usualmente lleva consigo un grado de estrés, desesperación y mala vibra. Este factor es suficiente para que tus empleados comiencen a bajar el rendimiento en su vida laboral. Aunque suene un poco absurdo o tonto es un factor que puede tener un alto impacto.

El ruido, factor importante por el cual debes mejorar el clima laboral de tu empresa,

Pero ¿cómo puedes prevenir o solucionarlo? Es de una forma sencilla y sin costo. Tan solo abre unos minutos las ventanas de las oficinas. Deja entrar el aire externo, de la naturaleza. El ambiente natural libera estrés y hace que la calidad de lo que hacemos sea mayor. Ahora, cuando hablo del aire también me refiero a factores de ambientación del espacio de trabajo.

El clima o el aire acondicionado también es un factor que puede impedir que los empleados hagan sus actividades de una manera cómoda. Lo que quiero que sepas es que no son absolutamente malas estas herramientas, pero igual pueden perjudicarte. La clave está en escuchar a los empleados. En si, la finalidad de todo esto es que nuestro personal se sienta bien y cómodo en su espacio.

En este punto también he decidido abarcar un factor más, que es el ruido. Para saber con exactitud qué es lo que está afectando el rendimiento de tu equipo de trabajo y mejorar el clima laboral es importante escucharlos. No crees un ambiente en el que todos tus empleados tengan que adaptarse a él, sino que el ambiente físico debe adaptarse a la persona. Por lo tanto, no tomar la opinión ni considerar las necesidades de uno de tus empleados es un error.

El ruido puede tomarse como referencia de que a veces no se toman las opiniones de unos cuantos empleados. Cada uno de tu equipo de trabajo tiene actividades y tareas diferentes, algunos requieren de mucha concentración y para otros el ruido no es perjudicial. El ruido puedes distraer a las personas, así como puede provocar estrés en ellas. Y al ocurrir esto ya sabemos que trae como consecuencia, baja productividad. ¿Puedes notar el por qué se debe escuchar a cada empleado?

Las soluciones pueden ir desde crear un ambiente físico para aquellos que necesiten de una mejor concentración o adaptar el ambiente que se tiene para beneficio de estas personas. Algunas de las oficinas acostumbran a colocar música de fondo para toda la oficina, si es tu caso, debes de elegir una música que no distraiga demasiado a tu personal. Ojo, está claro que no a todos los empleados les gustará una misma música así que puedes ir rotando el género de esta.

Cualquier ruido causa distracción. El ruido del celular de una persona a la que le llegan mensajes o llaman, el ruido de personas platicando, en fin, son varios los distractores. Sería de un gran beneficio que los aparatos que causen ruido (como los celulares) sean puestos en silencio. Si el espacio cuenta con música, puedes ponerla con el volumen adecuado. Colócala a un volumen que no sea perjudicial para la productividad de los empleados.

#5. Distribución.

Casi olvido uno de los cambios físicos importantes que debes de hacer si quieres mejorar el clima laboral de tu empresa. La distribución de los materiales, lugares y de los mismos empleados son importantes en un buen ambiente laboral. En primera instancia, el tener cerca los materiales logra que los empleados tiendan a pararse de sus escritorios con una mayor frecuencia. Tampoco quiero decir que debas tenerlos como esclavos que no puedan tomar un descanso ni puedan dejar de hacer sus actividades por un tiempo. Sino que al tener los materiales cerca hacen más práctico su trabajo, se disminuyen las distracciones y se aumenta la productividad.

La distribución de los materiales puedes hacerlo junto a todos los empleados. Puedes hacer una selección de los papeles importantes y de los que no lo son tanto. En fin, tú encontrarás una manera de que el trabajo de tu personal sea más ameno. También puedes dejar que cada uno pueda diseñar su propio espacio físico, pueden colocar plantas, adornos, lo que ellos deseen. El que ellos diseñen su propio espacio los hace sentir más cómodo, y a final de cuentas ese es el propósito: que se mejore el clima laboral.

Una buena relación entre empleados ayuda a mejorar el clima laboral.

La distribución de los empleados también cuenta mucho en un buen clima laboral. Mantener a los empleados cerca propicia el diálogo entre ellos, y como consecuencia, la relación entre ellos aumenta. Si la relación entre el personal es amena y buena, entonces el ambiente laboral tenderá a ser bueno. La distancia también afecta la oportunidad de colaboración entre las personas. Debido a que no se ha creado el vínculo y la relación entre ellos no es buena, es complicado que pueda ver un buen trabajo en equipo.

En conclusión, como se había hablado anteriormente, el ambiente físico es un factor fundamental que puede provocar que tus empleados disminuyan o aumenten su productividad. Así que no tomes muy a la ligera este punto. Cuando hablo del cambio físico de tus empleados, no precisamente debes de hacerlo con cada uno de los empleados, sino que puedes hacerlo de una manera general. Cambiar hasta el más mínimo detalle puede ser benefactor en la empresa.

Los cambios tampoco tienen que ser con muebles o materiales de una alta tecnología ni muy costosos. Se puede mejorar el clima laboral incluso con los objetos decorativos que tengan los empleados en casa. Los cambios pequeños pueden dar grandes resultados y es una de las cosas que no debes olvidar. Una cosa más, los cambios deben de hacerse de una forma constante para refrescar el clima laboral. En fin, puede que el trabajo que se hace no sea realmente bueno, pero al menos se tiene un excelente ambiente físico ¿no crees?

¿Tienes algún otro cambio que puedas hacer para mejorar el clima laboral de tu empresa? Déjanoslo en los comentarios.
También te invito a compartir este artículo con más personas a través de tus redes sociales. Te lo agradecería mucho.

Anterior

6 señales de que tienes que innovar en tu empresa urgentemente

Siguiente

6 razones por las que las ideas de negocio innovadoras fracasan.

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua