Fuentes de financiamiento

5 estrategias para obtener una fuente de financiamiento para tu empresa

Muchos emprendedores son los que deciden cada día crear un propio imperio o crean su propia idea de negocio. Muchos son los que cada vez quieren crear riqueza. Unos cuantos cuentan con el dinero necesario para poder hacer realidad ese sueño y esas metas. Aquellos que no cuentan con el capital deciden encontrar a alguien quien pueda confiar es su idea e invertir en ella. Es decir, que deciden encontrar una fuente de financiamiento para obtener el capital que requieren. Es por eso que he decidido hablarte de estrategias que pueden permitirte obtener un financiamiento para tu empresa.

Como hemos visto, es grande la cantidad de fuentes de financiamiento que existen. Unas cuantas son de muy buena utilidad y beneficios. Así como cada una aplica para algo en específico. El gran problema en este tema y en este ámbito del financiamiento reside en cuál fuente de financiamiento es la mejor y cuál es la que tu empresa o la que tú como emprendedor necesitas para comenzar con tu negocio. Unos cuantos eligen y optan por el más rápido y los tradicionales.

Fuente de financiamiento
Es importante elegir un financiamiento de manera estratégica.

El problema que muchos enfrentan es el de elegir una fuente de financiamiento que ni siquiera está apegado con su negocio o empresa. Es por eso que al final terminan con grandes deudas y problemas para salir a flote. Sin embargo, no digo que el 100% de las veces que se toma una decisión como ésta termine en fracaso. Algunos saben trabajar con estas fuentes de financiamiento, y logran sacar el mejor provecho y exprimirle todo el jugo que estas pueden darnos.

Estrategias para una fuente de financiamiento.

Como mencioné anteriormente, existen muchas fuentes de financiamiento que están a nuestro alcance. Basta con elegir uno de manera estratégica. Para eso es necesario considerar una amplia lista de factores que se necesitan para elegir el mejor. También y a pesar de que nosotros elegimos de una manera estratégica nuestra fuente de financiamiento, los del otro lado de la mesa también eligen los proyectos que quieren financiar de manera estratégica.

Es decir, que de un lado de la mesa estamos nosotros. Somos aquellos que solicitan el capital de inversión, somos los que ofrecen la idea a aquellas personas que tienen el dinero para invertir en nosotros. Los del otro lado de la mesa se encuentran los estrategas y aquellas personas que siempre toman sus decisiones de esa manera. A lo que me refiero, es que no es fácil obtener una fuente de financiamiento y es por eso que debemos de crear estrategias. Debemos de ser astutos y hábiles para saber convencer a nuestros inversionistas.

¿Cómo obtener una fuente de financiamiento?

Las estrategias que quiero mostrarte no son una clave ni la llave maestra para que toda solicitud de financiamiento se aceptada. Los resultados pueden variar dependiendo de cada caso. A unos cuantos no podría funcionarles. Te invito a que si has desarrollado una estrategia o si tienes alguna que no se menciona aquí puedes compartirla con nosotros en la caja de los comentarios que está en la parte de abajo. Considera que puedes ayudar a muchas personas.

Entonces, sin dar muchas vueltas al tema. Aquí te dejo unas cuantas estrategias para obtener una fuente de financiamiento:

       1. Habla de tu equipo.

La idea es básica: destaca a tu equipo de trabajo. Un inversionista no quiere ver a un equipo dividido o a punto de desmoronarse. No tiene nada de ciencia ni de extraordinario destacar esto. Está claro que tu como inversionista no querrás invertir en un negocio en la que la base, que son los empleados, no es firme. Créeme que nadie decidirá apoyarte si tu negocio se encuentra en un mal estado. Ten en cuenta que no estoy diciendo que defiendas a tu equipo de trabajo.

Es fundamental que antes de que decidas hablar sobre tu equipo o empleados es importante analizar si en realidad es un excelente equipo. Eso es fundamental o de lo contrario como esperas generar confiabilidad o como esperas hablar bien de tu equipo de trabajo si este no es el mejor. Entonces si decides por hablarle a tus posibles inversionistas sobre tus empleados es importante que sea el mejor y que en verdad puedas hablar de ellos con toda seguridad para crear confianza sobre tu empresa. A los inversionistas les atrae la seguridad.

Fuente de financiamiento de inversionistas
La presentación con los inversionistas es todo un juego. Es un juego de seducción.

       2. Seducir.

La presentación con los inversionistas es todo un juego. Es un juego de seducción en la que nosotros damos un toque de encanto y de esa manera les guste la propuesta, solo de esa manera ellos dirán que sí a la idea de negocios. Cabe aclarar que el inversionista no es nada sencillo de seducir, es por eso que debes de hacer estrategias que capten su atención. Esto será un reto para ti que creo que disfrutarás. Debes prepararte para el juego de la seducción.

Para conquistar a un inversionista primero se necesita de un sólido y claro plan de negocios. También debes de tener en cuenta que tu experiencia es una de las cosas que tiene mucho peso cuando decidas solicitar un financiamiento. Así que cuidado con eso. De nuevo debes de entender y es importante recalcar que solicitar una fuente de financiamiento no es nada sencillo.
Pedro Aspe, miembro del club AVM, resume los aspectos principales que consideran los inversionistas a la hora de evaluar un proyecto de inversión:

  • Es importante que estés centrado en una sola idea, que esté bien definida y que ofrezca algo más, es decir, que tenga ventaja competitiva.
  • Como mencioné antes, un plan de negocios es fundamental.
  • El porcentaje de acciones que se le ofrece.
  • La estrategia de crecimiento.
  • Que el proyecto tenga potencial y escalabilidad.
  • Etc.

Estos aspectos son algunos que los inversionistas consideran a la hora de elegir un nuevo proyecto. Los puntos pueden servir para cualquier tipo de inversionistas. Es decir, que a aquella persona a la que quieres ofrecer el negocio le interesa saber todo sobre el negocio. Claro, que no de la manera en la que se presenta. Algunas presentaciones no son muy formales, pero sin duda estos son datos que el inversionista desea saber. Así que prepárate para el juego para seducir. Está en tus manos el futuro de tu empresa.

       3. Inversión seria.

Este punto puedes considerarlo como un consejo. Ser una inversión seria. El mundo de los negocios no es un juego y eso debes de entenderlo. Están en riesgo muchas cosas y no nos podemos dar el lujo de perderlas. Entonces, lo principal está en obtener una fuente de financiamiento confiable o un inversionista confiables. Pero déjame decirte que si en principio no eres una inversión seria dudo que consigas algo realmente bueno.

Existe una fuente de financiamiento que hemos mencionado en artículos anteriores: es la de Familiares, Amigos y ‘Tontos’. Es uno de los más sencillos de obtener. Pero, por qué la menciono en este punto. La menciono porque muchos de los que tienen un negocio prefieren optar por un financiamiento de este tipo. No quieren invertir en una investigación para saber si su idea es viable, así como tampoco quieren correr riesgos. Esa es la razón por la que se hace más sencillo obtener capital de esta manera.

Sin embargo, la verdad es otra. A pesar de que es sencilla de obtener y no se requiere de un plan muy elaborado para obtenerlo, no es la mejor opción. ¿Por qué razón? La primera es que no es nada serio, a eso es lo que me refiero con ser una inversión seria. Si quieres ser grande debes hacer negocios con los grandes. Tampoco estoy diciendo que este tipo de financiamiento no funciona, tan solo digo que no es una fuente de gran confiabilidad como las otras alternativas que hay.

La otra razón: es porque en realidad la mayoría de las inversiones no son grandes y en ocasiones las pérdidas son grandes. Cuando digo que las pérdidas son grandes las menciono en general, no solo son pérdidas o riesgos financieros. Sino que puede haber desde dinero perdido, sentimientos lastimados, familias separadas y hasta amistades rotas para siempre. Por eso recomiendo que te acerques a un grupo de inversionistas profesionales que puedan ayudarte y guiarte.

Fuentes de financiamiento

        4. Números reales.

Cuando se solicita un financiamiento el capital que se requiere puede hacerse por varias rondas. Sin embargo, lo ideal y lo que se recomienda es que el capital se adquiera en una sola ronda. Es decir, que no sea necesario pasar de nuevo por el proceso en el que el inversionista decide invertir en tu empresa. Es por eso que, en este punto debes de ser muy claro y debes de planificar de manera adecuada tus proyecciones. Tienes que ser muy claro y exponer tus proyecciones financieras de la mejor manera, en la que el inversionista vea los riesgos y los beneficios de tu negocio.

Los datos o proyecciones que has de mostrar a los inversionistas debes de tomarlos desde los peores escenarios financieros de tu empres hasta los mejores. Debes de tener en cuenta aquellos factores como los clientes, el desarrollo del marketing, el capital de trabajo, etc. ¿Para qué es necesario esto? Los inversionistas deben de saber a qué le están apostando. Es por eso que los datos deben ser claros y realistas. Los números que se esperan alcanzar y el capital de arranque deben ser creíbles. Entonces, si una vez hecho y planeado todo esto aún no es del todo convincente, modifícalo.

Las cosas que se necesitan para comenzar la marcha del negocio en ocasiones lleva tiempo, así como termina costando más de lo presupuestado. Se pueden evitar o estar a la vanguardia ante estas situaciones. Esa es la función del plan de negocios, planear y estructurar tu negocio, presupuestando y fijando lo redituable que es tu empresa. Entonces, como mencioné, puedes cambiar los números. Añade un porcentaje más a la cifra que necesitas. Es mejor conseguir más capital. De esa manera se evitan situaciones complejas, así como tener que pasar por una segunda ronda de financiamiento.

       5. Aprende a vender.

Supongamos que ya tienes tu idea, innovadora, única, la mejor. ¿Cómo la venderías a los grandes inversionistas o a aquella persona que quieres que invierta en tu empresa? ¿Qué le dirías para que seas atractivo para ellos? Aquí es donde reside el problema. Muchos de los emprendedores, unos cuantos dueños de empresas y de negocios no saben vender. Creen que la idea es mala y lo consideran el motivo del fracaso. Claro que no es la idea, es que eres un mal vendedor.

Inversionistas. Fuente de financiamiento
Las ventas son una base fundamental para todo negocio. Sin ventas no hay negocio.

¿Alguna vez han escuchado a alguien decir que el vendedor vende lo que quiera? Hasta un lápiz desgastado y viejo. Eso es lo que ha hecho exitosas a muchos negocios. Eso es lo que ha hecho a los grandes empresarios crecer y llegar a consolidarse como los mejores. La página Enterpeneur por su parte, nos da 10 consejos para saber vender tu idea de negocio a nuevos inversionistas o a aquellos socios que queremos y necesitamos para financiar nuestra empresa:

  1. Una buena idea no vale nada si no encuentras a alguien a quién vendérsela. Encuentra a aquellas personas a las que puedas ofrecerle tu idea.
  2. Toda idea es la solución a un problema o situación específica. Es importante que identifiques las necesidades que se satisfacen con tu negocio o producto.
  3. No plantees la solución que brinda tu idea atacando a alguien más o provocarás que te vean con pocos argumentos, conocimiento y dominio del asunto.
  4. Cuenta con información adicional para que apoyes tu idea. Eso ayudará a que la idea sea más clara y provocaras confianza demostrando que conoces tu industria.
  5. Menciona algún efecto negativo que se produzca. Es fundamental ser claros y honestos con la información que se presenta. Es clave que los inversionistas sepan los riesgos que hay con tu idea. No todo es miel sobre hojuelas.
  6. Deja muy claro los beneficios de tu idea para el resto. Diles cómo mejorará su vida o situación actual si te apoyan. Nadie compra o apoya algo que no otorgue beneficios.
  7. Muestra las evidencias que comprueban la efectividad de tu idea. Alguna experiencia personal o alguna otra situación que demuestre la efectividad de lo que propones. Puedes usar o apoyarte de igual manera de estadísticas o porcentajes.
  8. Haz un resumen astuto y breve de la recomendación, puede ser una simple frase, con la sugerencia que propones.
  9. Luego, en una segunda frase, repite los beneficios más importantes que entregará el seguir tu idea.
  10. Señala una acción que invite a poner en práctica tu idea, para lo que debes sugerir una fecha fija de comienzo.

Algunas ocasiones el tiempo para vender y hablar sobre la idea de negocio no es mucha. Es por eso que la presentación de ventas debe ser lo más rápido posible. Dentro de ese lapso de tiempo hay que vender. En esos pocos minutos hay que convencer a las personas que tienen el capital en sus manos. No es nada sencillo vender, eso debes de entenderlo. No se aprende a vender de la noche a la mañana. Pero una vez dominado el mundo de las ventas dudo que alguien pueda detenerte.

La conclusión y la recomendación que puedo darte, es que aprendas a vender. Las ventas son una base fundamental para todo negocio. Sin ventas no hay negocio. Lo mismo aplica para obtener una fuente de financiamiento. De nada te servirá tener la mejor de las ideas si no sabes venderla. En cuanto a las demás estrategias o consejos, también son válidos para obtener un financiamiento. Usa la estrategia que mejor te funcione y que de beneficios a tu empresa.

Déjanos en la parte de abajo que te ha parecido el artículo. Nos gustaría saber tu opinión. Antes de salir comparte el artículo con más personas y suscríbete a la página para recibir nuevas noticias y nuevos artículos. Todo es absolutamente ¡Gratis!

¿Quieres escuchar nuestro podcast? Visita nuestra página Vivas.digital. Ahí puedes escuchar acerca de diversos temas empresariales y para emprendedores.

Anterior

5 Fuentes de financiamiento para Pymes

Siguiente

5 propuestas para mejorar el clima laboral con poco capital

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua