Fuentes de financiamiento

5 tipos de financiamiento para un emprendedor menor de 30 años.

Actualmente los jóvenes emprendedores presentan muchos desafíos y retos para comenzar su negocio. Primero que nada, existen muchos estereotipos acerca de los jóvenes, como que son irresponsables, flojos, faltos de experiencia y no tienen un historial crediticio que les permita hacer un préstamo, son algunos problemas con los que se topan los emprendedores hoy en día.

No es ningún secreto que, para los jóvenes emprendedores, recaudar capital para iniciar su propio negocio se ha vuelto más difícil. Los modelos de financiamiento tradicionales están solicitando requisitos cada vez más exigentes, y están aplicando condiciones menos atractivas.  Los inversionistas son más cautelosos y han elevado sus estándares, también. Además de que existen muchos estereotipos hacia los jóvenes.

En realidad, no es tan complicado como muchos jóvenes emprendedores lo hacen creer. Es más bien el desarrollo de ciertas habilidades y el uso de tu intuición y sentido común. A menudo se dice que la clave para recaudar el capital que tu proyecto necesita es la capacidad de una persona para vender. La venta es una habilidad crucial para cualquier emprendedor. Cuando se trata de recaudar de capital, la pregunta es “¿Qué estás vendiendo?” En otras palabras, ¿Cuál es el inversionista o tipo de financiamiento que buscas?

FINANCIAMIENTO PARA JÓVENES EMPRENDEDORES.

A continuación, te presentamos algunos tipos de financiamiento recomendados para ti que eres un joven emprendedor:

Capital de arranque (Bootstrapping).

Este tipo de auto-financiamiento es excelente para los jóvenes emprendedores, ya que es de bajo costo y de constante innovación, es decir que se puede ejercer alguna actividad emprendedora con poco o nada de capital, es decir, emprender únicamente con los medios que se tienen al alcance (un garaje, un teléfono antiguo, una computadora, etc.). Igualmente te permite construir las bases financieras de tu negocio, lo cual puede ser atractivo para algunos inversionistas en el futuro. Historias de éxito de emprendedores que comenzaron con este modelo de

Booststrapping, forma de financiamiento de los jóvenes emprendedores.

financiamiento son: Mark Zuckerbeg, CEO de Facebook; Steve Jobs CEO de Apple Inc., etc.

Uno de los retos de este tipo de financiamiento puede ser atraer clientes, ya que para una empresa pequeña representa más dificultades. Su presupuesto de marketing no puede alcanzar una audiencia tan amplia como un conglomerado multinacional. La gente tiende a seguir con las marcas conocidas y las empresas con las que ya están familiarizados. Sin embargo, una pequeña empresa tiene igualmente, una gran ventaja cuando se trata de precios. Las grandes empresas tienden a cobrar más, y para muchos clientes que será suficiente para elegir sobre una marca familiar.

Por el contrario, este tipo de financiamiento, no siempre es fácil, y no siempre es glamoroso. El bootstrapping te obligará a convertirte en un joven emprendedor mejor y más fuerte con un negocio más brillante. Este es el por qué:

  • Creatividad. En los primeros meses de tu negocio, necesitarás tomar decisiones creativas y de manera rápida para que tu negocio funcione y tenga un buen arranque. El bootstrapping te permite mucho más control sobre tu propio negocio en esos primeros días críticos.
  • Mejores productos: Otra ventaja de un presupuesto limitado es un mayor enfoque en tus productos y servicios. La presión de una pista más corta te forzará a obtener tus productos correctamente. Cuando cada último peso importa, te ves obligado a prestar más atención a tus clientes y sus necesidades construyendo una oferta superior. Esa perspicacia y dedicación aumentará la probabilidad de generar ingresos y construir una marca más rápidamente.
  • Menos influencia exterior: buscar financiamiento a través de inversionistas externos, a menudo atrae una gran atención, sobre todo cuando los inversionistas son de alto perfil. Aunque glamoroso y emocionante, también aumenta tu perfil de manera significativa. En contraste, los jóvenes emprendedores tienen una ventaja importante en este tipo de financiamiento: Pueden operar en relativo secreto por un período de tiempo, mantenerse fuera del radar de cómo financiar sus propias operaciones. Y eso puede hacer toda la diferencia en la maniobra alrededor de competidores y la construcción de un gran producto.

Crowdfunding (Financiamiento colectivo).

Es una buena alternativa para jóvenes emprendedores que aún no cuentan con los requisitos o la credibilidad para solicitar un financiamiento por los canales tradicionales. Una de las observaciones que los expertos hacen a los jóvenes emprendedores es que una idea de negocio, no es un negocio. Es por ello que algunos jóvenes emprendedores fracasan en este tipo de financiamiento. Si quieres tener éxito para hacer crowdfunding, es útil entender las tendencias que conducen las campañas más exitosas y elegir la plataforma adecuada para su proyecto. Hay tres grandes movimientos de crowdfunding que los empresarios pueden aprovechar:

  • Tendencia Hazlo Tú Mismo/ DIY (do it yourself).  Crowdfunding ofrece una ventaja que los métodos tradicionales no proporcionan. Una campaña exitosa demuestra que hay un mercado para lo que ofreces. Conseguir financiamiento adicional es más fácil una vez que una idea se demuestra viable. Por ejemplo, Bluff Works, una compañía de pantalones para hombres sin arrugas. Tenía más de mil patrocinadores en Kickstarter y recaudó más de 128.000 dólares, superando ampliamente su meta de 13.500 dólares. Su fundador utilizó la campaña para realizar estudios de mercado y se enteró de que los clientes querían pantalones negros, algo que no había considerado al lanzar la campaña.

    El Crowfunding ha sido útil para muchos jóvenes emprendedores del siglo XXI.
  • Apalancamiento de una red existente. Otra tendencia emergente es utilizar tu red existente para iniciar una campaña. Esto funciona para los jóvenes emprendedores, escritores y artistas con seguidores. La gente disfruta de la “historia detrás de la historia”. Una mirada detrás de las escenas de lo que piensa crear aumenta su probabilidad de obtener financiamiento. Después de perder a su hijo, Angela Miller apoyó su libro compartiendo su historia en las redes sociales. Su campaña reunió a 217 seguidores (70 por ciento extraños) y recaudó $ 12,978 en Pubslush.
  • Financiación de Tecnología, Vestuario y Producción de VideoLos accesorios de vanguardia hacen especialmente bien en sitios crowdfunding. Por ejemplo, el smartwatch de Pebble recaudó más de $ 10 millones en Kickstarter. La moda también obtiene una gran cantidad de cobertura en el espacio crowdfunding. Stantt, una empresa de camisa informal, recaudó dinero en efectivo en Kickstarter y fue capaz de ofrecer más de 50 tamaños.En el área cinematográfica igual aporta, producir películas cuesta mucho dinero, y crowdfunding mitiga algunos de los riesgos financieros. El proyecto de la película “Veronica Mars” destrozó los récords de Kickstarter cuando recaudó más de 5,7 millones de dólares de 91.585 aficionados del show cancelado. Si tu proyecto encaja en una de estas categorías, está hecho para crowdfunding. Incluso si no lo hace, puedes ver lo que hicieron que estas campañas sean éxito: Una necesidad de usuario real (Pebble), la insatisfacción con las ofertas actuales (Stantt), y un grupo de fans inconformes (Veronica Mars).

Préstamos Bancarios y Tarjetas de Crédito.

Cuando se trata de préstamos bancarios, se requiere tener un buen historial crediticio, presentar un estado de cuenta de alguna nómina o de tus ingresos mensuales, y a veces hacer una inversión de capital en su negocio – todo lo cual puede no ser fácil para la mayoría de los jóvenes emprendedores de lograr. Y ya que la mayoría de veinte y tantos no poseen un hogar o no tienen mucho capital acumulado, basándose en las líneas de crédito hipotecario tampoco es una opción.

Así que la posición de rechazo para muchos emprendedores es obtener financiamiento bancario en forma de deuda de tarjetas de crédito. Este es un camino de riesgo a considerar, si su empresa está en su etapa de inicio y sus ganancias son impredecibles. En su lugar, recomendaría obtener una tarjeta de débito en lugar de una tarjeta de crédito para los primeros meses de inicio del negocio hasta que esté seguro de que puede pronosticar las ganancias y hasta que desarrollar el hábito de hacer sus pagos a tiempo.

Red de Contactos.

El financiamiento por parte de familiares y amigos es también un poco más difícil de obtener para los jóvenes emprendedores, a diferencia de emprendedores que tienen entre treinta o cuarenta y tantos años con redes más extensas. Por lo general, oigo a jóvenes que me dicen que su “red de contactos” consiste en sus familiares y un puñado de amigos cercanos – todos ellos no cuentan con el capital suficiente o están demasiado desinteresados ​​en financiar tu empresa.

Los jóvenes emprendedores ahora ya pueden obtener un financiamiento a través de su red de contactos.

Mi consejo para estos jóvenes es que abran su mente y amplíe su círculo. Pensar en todas las diferentes personas que conoces, incluyendo amigos de amigos, que podrían ayudarte a financiar tu negocio. Muchos de los negocios más conocidos en el mundo, incluyendo Atlantic Records, Walmart y Subway, fueron financiados después de que el joven emprendedor expandiera su círculo financiero más allá de sus padres. El fundador de Atlantic Records, por ejemplo, ¡consiguió un préstamo del dentista de su familia!

El rechazo social de iniciar tu propio negocio, hará que se te haga difícil mantener relaciones sociales, ya que la mayoría de las personas no entenderá el contexto de lo que haces y a lo que te dedicas. Por suerte, hay otros jóvenes emprendedores por ahí, que están en la misma situación. Asiste a eventos donde puedan compartir mutuamente en sus metas y valores. Los espacios de coworking son un gran lugar para conectarse y mantenerse al día con su trabajo al mismo tiempo.

Incubadoras y concursos de Pitching.

Un joven emprendedor comienza con una idea de negocio, pero la mayoría son sólo ideas de negocio y aún no tienen definido el mercado, el plan de negocios y no están seguros sobre las probabilidades de éxito. La buena noticia es que en México ya existen numerosos centros de apoyo para jóvenes emprendedores, es decir, las incubadoras. Además de algunos programas que empresas externar ofrecen para este mismo fin.

La incubación o la aceleración es ciertamente una buena opción para estos jóvenes, debido a que tienen como objetivo principal evaluar la viabilidad técnica, financiera y de mercado de un proyecto, así como apoyar con asesoría para que perdure a largo plazo. Además, el establecimiento de redes y relaciones públicas es muy esencial. En cuanto al financiamiento se refiere, no todas las incubadoras invierten capital en tu proyecto, pero sí te preparan para recaudar capital y te dan credibilidad y profesionalismo al momento de ir con inversionistas y tu círculo de influencia.

Según datos oficiales, en México una empresa que abre de manera independiente tiene el 27% de posibilidades de tener éxito después de dos años de operación. Mientras que cuando lo hace con el apoyo de una incubadora, esa cifra sube a un 80 por ciento. En México existen 4 tipos de incubadoras, las cuales mencionaremos a continuación:

  • Tradicionales. Estos centros están enfocados a emprendimientos que no necesitan una gran infraestructura tecnológica para arrancar (por ejemplo, una estética o tienda de abarrotes). El período de incubación promedio es de cuatro a ocho meses.
  • De tecnología intermedia. Apoya la constitución de empresas cuyos requerimientos de infraestructura física, tecnológica y mecanismos de operación son semi-especializados e incorporan elementos de innovación. El tiempo de incubación aproximado en estos centros es de 12 meses. Por ejemplo: desarrollo de redes simples, aplicaciones web, tecnología simple para el sector alimentos, telecomunicaciones y software semi-especializados.

    Los concursos de pitching o las incubadoras son ideales para los nuevos jóvenes emprendedores.
  • De alta tecnología. Apoya la constitución de empresas en sectores avanzados, tales como tecnologías de la Información y Comunicación, microelectrónica, sistemas micro-electromecánicos (MEM’S), biotecnología, alimentos y farmacéutico, entre otros. Los proyectos que ingresan a estos centros pueden tardar hasta dos años en ser incubados. Algunas historias de éxito son las de Karina del Rosal quien apostó por buscar el apoyo de una incubadora.Su empresa, Contacto Estratégico (www.nuevaimagencd.com), es una firma de comunicación y diseño que busca reunir y difundir el talento de los diseñadores mexicanos.  La empresaria participó en el programa de incubación de Multidisciplina Aplicada durante tres meses y cuenta que una de las cosas que aprendió fue cómo la personalidad del emprendedor impacta en el desarrollo de un proyecto. “Puede ver los pros y contras de mi propio carácter y aprendí a reencauzar todo por el camino correcto”, asegura.

En conclusión, si eres un joven emprendedor y tienes una idea de negocio, no te compres la idea de que emprender es muy difícil. Actualmente existen muchas instituciones y tipos de financiamiento que apoyan a los jóvenes emprendedores a tener mayor credibilidad y convertir esa idea de negocio en un negocio sólido. Investiga sobre las herramientas y apoyos que pueden serte útiles y aprovecha de los beneficios que pueden ofrecerte. ¡ÉXITO!

¿Agregarías algún otro financiamiento para jóvenes emprendedores? Comparte el artículo con más personas a través de tus redes sociales. Te lo agradecería.

Anterior

10 trucos para crear un excelente clima laboral en tu empresa.

Siguiente

8 pasos para ser un emprendedor innovador en el 2017

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua