Fuentes de financiamiento

6 principales fuentes de financiamiento existentes en México

México cada vez más está teniendo un cambio en el ámbito del emprendimiento. Nuestro país se ubica en el lugar 46 de 60 en cuanto a deseabilidad de ser emprendedor, según señala el reporte anual del Global Entrepreneurship Monitor (GEM). Cada vez más somos las personas que deciden emprender un negocio en estos tiempos, y al igual que tú, que eres emprendedor o empresario, pasé por el proceso de financiamiento. Por eso me he dado la tarea y quiero enlistarte más adelante en este artículo algunas fuentes de financiamiento que para mí, son principales en México.

Fuentes de financiamiento bancarias
Financiamiento bancarios en México.

En lo particular a mí me costó y me vi en una disyuntiva entre las diferentes fuentes de financiamiento que podemos adquirir. Tuve que analizar muchos factores que me permitieran saber que fuente me convenía y cuál era la mejor para mí y mi negocio. Seguramente estás pasando por la misma situación o has estado en ella. No sabemos cuál fuente es la mejor, tampoco si asistir a un banco a solicitar créditos. O pedir a un familiar que financie nuestro proyecto. Entonces ¿Cuáles son las fuentes que puedes adquirir?

Fuentes de financiamiento en México.

Debido a la problemática decidí enlistarte seis fuentes de financiamiento que podemos encontrar aquí, en México. Son fuentes que podemos considerar para el financiamiento de nuevos proyectos o para tu negocio.

        1. Financiamiento bancario.

Anteriormente he dedicado un artículo solo a esta fuente de financiamiento, al financiamiento bancario. Aquí la he vuelto a enlistar porque el banco es una importante institución que puede ser beneficiosa para emprendedores y para negocios. Aunque debido a que ha avanzado las situaciones en estos tiempos muchos han dejado de recurrir a las instituciones bancarias a solicitar capital para poder financiar sus proyectos de negocios. Sin embargo, esto aún no se acaba, aún se sigue obteniendo financiamiento de ellas.

“Solamente 8% de las empresas en este país obtiene financiamiento a través de fuentes formales”, aseguró Víctor Calderón, director de Arcanto Banca de Inversión (2011). Ahora ya podemos obtener capital de diversas maneras, ya hay muchas más fuentes de financiamiento como el Crowfunding, de la que más adelante hablaremos. Entonces, los bancos pueden ayudarte con el capital que requieres para tu negocio o emprendimiento, si necesitas capital probablemente ellos puedan ser tu mejor opción.

       2. Socios.

Estos son la fuente en la cual podemos conseguir capital de una manera rápida. Todos o la gran mayoría, piensa en un socio cuando decidimos emprender ¿no es cierto? En nuestra mente y opciones ocupan más del 90%. Es decir, que son los primeros en los que pensamos. Sin duda, conseguir un socio en tu negocio puede ser una increíble opción para obtener capital de arranque, además de que tener a alguien que haga negocio contigo y que juntos logren un crecimiento, es increíble. Sin embargo, en ocasiones elegimos al inadecuado o a los inadecuados y eso puede traer consecuencias negativas.

Muchos emprendedores o personas cometen errores al elegir un socio de emprendimiento. Por tal razón es que debes tener cuidado de asociarte con alguien más. No te digo que elimines esta alternativa, te digo que tengas precaución y analices con y quién es la persona con la que haces negocios. Si necesitas capital para desarrollar una nueva idea de negocio o para emprender, un socio puede ayudarte. Una de las ventajas de un socio es que el riesgo para ti, es menor, ya que en la mayoría de los casos son ellos los que arriesgan mayor dinero.

Financiamiento por socios
Socios como fuentes de financiamiento de tu proyecto o negocio.

Así como tú los debes analizar, ellos también hacen lo mismo cuando recurres a ellos. Algunas de las preguntas que pueden hacer para analizar tu empresa son las siguientes:

¿De cuánto y cuáles son tus deudas (si cuentas con alguna)?

¿Cuáles son los beneficios que puedo generar?

¿Qué tan escalable es el producto?

¿Cuál es la ventaja competitiva en tu empresa?

¿Quién y cómo es el director de la empresa?

¿Cuál es tu estrategia empresarial?

¿Cuál es el objetivo empresarial?

¿Qué tal son los empleados?

        3. Proveedores.

De acuerdo con la página El Financiero, para el año 2015, se registraron a lo largo del segundo trimestre del año, 77.9 por ciento de las empresas reportaron haber contado con proveedores como fuente de financiamiento. Una reducción en este esquema de crédito frente al 82.7 por ciento registrado en igual lapso de 2014. Los proveedores ahora ya cumplen una función como fuentes de financiamiento. Ahora ya podemos apalancarnos de ellos.

Básicamente funciona adquiriendo el material o servicio de los mismos proveedores. La ventaja de los proveedores es que unos cuantos ofrecen la ventaja de que el pago se efectúe en plazos más largos. Ya no se paga en efectivo ni se realiza un solo pago, ahora ya te otorgan prórroga en el plazo de sus pagos. Por ejemplo, si necesitas una nueva máquina de producción la empresa en la que adquieras puede ofrecerte cuotas mensuales. Es decir, que tu no tienes que liquidar la máquina en un solo pago, sino que el pago se hará cada mes, como si se tratara de la renta del equipo.

Fuentes de financiamiento

        4. Crowfunding.

El Crowfunding es tan solo una extensión del financiamiento de amigos y familiares (FF). Es un proceso en el que las personas juntan y aportan su dinero en tu negocio o proyecto. En México no se trata más de una nueva tendencia debido a que no es muy conocida. Sin embargo, los nuevos emprendedores o dueños de negocios ahora están en constante uso de las nuevas tecnologías como lo es el internet. Como consecuencia de la misma, las fuentes de financiamiento como el Crowfunding van creciendo y teniendo más auge.

Ya hemos hablado del Crowfunding o financiamiento colectivo en artículos anteriores. Seguramente ya sabrás de qué trata y cómo es que funciona. ¿Por qué la podemos encontrar en México? Por la sencilla razón por la que podemos acceder a ella a través de internet. Podemos solicitar un financiamiento colectivo por medio de portales, páginas web, etc., que existen. Así que, por medio de esta tú puedes elegir la que quieras y comenzar  financiar tu proyecto o negocio.

        5. Autofinanciamiento.

¿Cómo se da un autofinanciamiento? Un autofinanciamiento se realiza cuando las empresas cuentan con capital o dinero de sobra. Es decir, que este financiamiento se obtiene de tus mismas ganancias y utilidades. Por ejemplo, si de las ventas o las utilidades del mes que generaste hay un monto de dinero sobrante, ese mismo dinero puedes utilizarlo para lo que necesite tu negocio. Si necesitas mobiliario, de más personal, etc., con ese capital puedes obtenerlo.

Los beneficios que se obtienen pueden ser divididos de muchas maneras, por ejemplo:

  • Qué se reparta entre los accionistas.
  • Para cubrir las pérdidas anteriores de la empresa.
  • También se puede usar para priori en un futuro. Es decir, tener ese dinero de reserva para necesidades futuras o para alguna situación más.
  • Y está el autofinanciamiento, que es básicamente una forma de reserva. Lo que hace la empresa cuando se autofinancia es capitalizarse.
Financiamiento por pagarés
Pagarés como fuente de financiamiento para empresas.

Es claro y obvio que esta fuente de financiamiento puede darse en cualquier lugar. Además de que es una de las principales, las grandes empresas por lo regular cuando son mucho más grandes, ya no requieren de instituciones bancarias o de alguna de las otras fuentes de financiamiento para desarrollar un proyecto. Este financiamiento puede alcanzarlo cualquier empresa, incluso si son financiamientos en pocas cantidades.

        6. Pagarés.

El pagaré es un documento mercantil en el cual una de las partes se compromete a pagar una cantidad de dinero a la otra parte. Por ejemplo, si compras inmobiliario y no cuentas con mucho capital, el proveedor puede ofrecerte un pagaré. En él, se estipula que te comprometes a liquidar la deuda que estás adquiriendo, así como se sabe que es lo que ocurre en caso de que no se cumplan los pagos. Este documento es un compromiso de pago. Entonces, tú tienes la opción de financiarse a través de este documento.

¿Cómo lo haces? Con el descuento del pagaré. Este descuento de pagarés o de papeles comerciales, es muy utilizado como herramienta de las pequeñas y medianas empresas para poder financiarse a corto plazo. Esta es una de las fuentes de financiamiento a la que los negocios recurren porque no cuentan con el suficiente dinero para poder liquidar la deuda. Debido a la falta de liquidez es que un pequeño negocio recurre a este tipo de financiamiento.

¿Quién realiza todo esto?

Para poder hacer todo esto, se acude a otra entidad que es especialista en este tipo de acciones y descuenta el pagaré. Ellos te adelantan el dinero y a cambio reciben de ello, intereses. Es importante que en el pagaré se muestre cuál va a ser el plazo de vencimiento. Con la fecha del plazo, la entidad o empresa beneficiaria va a recibir el dinero. Por lo tanto, si necesitas liquidez puedes usar esta herramienta de financiación. El coste se define según la capacidad de pago de tu empresa, puede tener menor o mayor coste.

En México podemos obtener una diversidad de fuentes de financiamiento. Puedes obtener financiamiento de una institución bancaria, de tus amigos y familiares, de un inversionista, etc. Ahora ya tenemos acceso a un sin fin de herramientas que son de demasiada ayuda para nuestros negocios, tal es el caso del financiamiento colectivo. Las fuentes de financiamiento que anteriormente mencioné son las que, en lo particular, considero importantes. Son financiamientos que tienen mucha participación, y muchos emprendedores y negocios recurren a ellas.

Si te ha gustado el artículo compártelo con más personas a través de tus redes sociales. Te lo agradecería.
Suscríbete a la página para recibir nuevos artículos y nuevas noticias.

Anterior

7 mitos sobre los líderes y cómo mejorar el clima laboral con liderazgo

Siguiente

7 ideas de negocio de medio tiempo para emprender

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua