Innovación

Mejores prácticas en la innovación de productos en el 2017

La innovación de productos es un proceso formal que cuenta con una metodología y herramientas propias que permiten, de una manera estructurada y sistematizada, crear innovaciones. De nada sirve tener un producto o servicio innovador, si la empresa no lo manufactura, no lo distribuye, no lo vende, y no lo promueve bien. De ahí que la innovación no es suficiente para tener un retorno de inversión y generar riqueza. Si queremos ser innovadores tal vez deberías considerar varias prácticas para lograr a alcanzar ser uno de los mejores en lo que respecta a esta área.

Prácticas de innovación de productos.

Plan de negocios
Un plan de negocios innovador es la base del proceso creativo.

A continuación, te enseñaré algunos cambios o modificaciones que puedes aplicar dentro de tu empresa para facilitar la innovación de productos. Podemos estructurar este proceso mediante los siguientes paso:

  1.  Crear dentro de su plan de negocio la estrategia de innovación de productos

Consiste en considerar en su negocio los recursos necesarios para generar innovación de productos. Estos recursos deben verse reflejados en sus proyecciones económicas, ya que para innovar de manera estructurada se requiere dinero. Personal encargado de la creación de innovaciones en nuevos productos o servicios, con un salario determinado, áreas de oficina y talleres, maquinaria de prototipos y pruebas, materiales y costeo de fuentes de información (como bancos de patentes) son algunos de los puntos de inversión en innovación de productos.

Es muy difícil crear innovaciones con el tiempo que le resta a nuestro personal actual, dado que se requieren tiempo y mente con disponibilidad completa por parte de algún responsable.
Se debe determinar qué innovación productos se desarrollarán en un periodo de 1 a 5 años, cuáles se desarrollarán en el presente año, cómo y con qué recursos, y darles el seguimiento para la consecución de objetivos.

    2. Desarrollar los nuevos productos o servicios

Mediante un adecuado proceso de diseño y desarrollo de nuevos productos, se debe involucrar a toda la empresa, proveedores y clientes a generar de manera creativa conceptos de innovaciones. Existen muchas técnicas de creatividad que se pueden implementar exitosamente en la empresa.

El proceso de diseño y desarrollo, consiste en obtener información de los usuarios, del mercado y de las audiencias que van a tener contacto con el producto, generar alternativas creativas al problema, hacer el diseño industrial, la ingeniería del producto, los moldes y herramentales, para finalmente llegar a la materialización del producto.

Tecnología
En el proceso de innovación las tecnologías tienen una gran participación.

   3. Vigilancia tecnológica

Para responder a las amenazas y oportunidades del entorno, la empresa debe aprender a sistematizarlas por medio de herramientas de vigilancia tecnológica (búsqueda de patentes, tecnologías), Benchmarking y mejores prácticas del negocio, e información de las últimas tecnologías disponibles. Así como descubrimientos científicos que nos permitan tener la información más actualizada para la toma de decisiones para innovar. Evita invertir tiempo en generar algo que posteriormente te des cuenta  que ya existía.

   4. Gestión de proyectos tecnológicos y de innovación.

Un proyecto de innovación de productos no se puede gestionar de la misma forma que se gestiona cualquier otra actividad. En la innovación de productos hay varios aspectos no definidos claramente. Un fuzzy front end o incertidumbre, tiempos de desarrollo mayores a proyectos convencionales, etc. Por ello hay que desarrollar herramientas específicas de gestión que nos permitan administrar la innovación desde el comienzo.

   5. Financiamiento de la innovación de productos

Obtener recursos económicos para la generación de innovaciones es un aspecto decisivo para llevarlas a cabo. La mayoría de las veces, este dinero no está disponible ni al alcance de algunas empresas, por lo que es necesario obtener información de cómo obtener estos recursos, ya sea de manera gubernamental o privada. Tiene que ver directamente con los fondos y los procedimientos para llenar las solicitudes y obtenerlos.

Artículo que puede interesarte:
5 fuentes de financiamiento para empresas innovadoras.

Innovación

   6. Aseguramiento de la innovación

Para conseguir una ventaja clara como empresa que ha generado una innovación de productos, es importante crear una adecuada estrategia en propiedad industrial. Esto incluye el aprendizaje de cómo proteger con el mayor beneficio posible. Todo lo generado en la empresa, desde marcas, diseños industriales, modelos de utilidad y patentes. Conocer cuánto cuesta hacerlo, cómo se hace en México y el extranjero y cómo se puede vender o rentar, es fundamental para poder obtener un rendimiento en el futuro.

   7. La explotación de la innovación en la estrategia del negocio

La innovación de productos existe si nos genera retorno económico. De tal manera que es posible que un nuevo producto o servicio requiera de un nuevo modelo de negocio para poder explotarla. Es importante que antes de realizar un proyecto de innovación de productos se haga un estudio de su impacto, tanto comercial como de la mejora de nuestra posición competitiva.

   8. Conservación y uso del conocimiento de la empresa

Si deseamos que el conocimiento tanto generado como el existente en nuestra empresa sea un diferenciador ante la competencia, debemos impulsar su creación, y hacerlo parte de nuestros activos intangibles y know how. Implementar un sistema y herramientas que nos permitan conservarlo y compartirlo dentro de nuestra empresa, puede hacer con el tiempo que nuestro modelo de empresa esté basado en la creación de conocimiento.

Innovación
Innovación basada en los consumidores es una estrategia eficaz.

Innovación de productos en base a la necesidad del consumidor.

César Lastra explicó que esta innovación de productos debe estar basada en el consumidor, para lo cual se debe tener muy bien calculado el ‘in site’. Conocer cuáles son sus comportamientos y sus creencias. De igual modo, como conocer cuáles son las ideas que se quiere promover y la reacción que se quiere tener del consumidor. Y cuando la innovación se hace en base de lo que el consumidor necesita en vez de lo que la empresa quiere vender. La innovación de productos en base a la necesidad del consumidor es una de las mejores maneras en la que podemos centrar nuestro impulso a innovar pues se trata de hacer la vida más sencilla.

Agregó que lo importante es que las empresas realicen dicha renovación a su manera, según su estrategia y con la capacidad que ellos tienen y están dispuestos a dedicarle. En este aspecto, indicó que el error que comenten muchas empresas es pensar que la innovación de productos es algo que se tiene que seguir porque lo han visto en Estados Unidos o Europa. Es algo que está hecho en base a la estrategia de la empresa y las necesidades del consumidor local, no del consumidor de Europa.

Cultura de la innovación de productos.

Innovar representa transformar nuevas ideas en resultados. Hay tres aspectos importantes que considerar en esta aproximación a la innovación de productos:

  • Primero, la mera generación de ideas, si estas no son implantadas, no obtiene ningún impacto deseado y no constituye innovación. Generar más ideas no nos hace más innovadores.
  • Segundo, cuando la aplicación de una nueva idea se puede llevar a cabo sin alterar el día a día. Esta corresponde más al ámbito de la mejora continua que de la innovación de productos. Tanto la mejora continua como la innovación aportan una contribución, un impacto en el mercado o una mejora interna. Lo que distingue a la innovación de la mejora es que la transformación de la idea innovadora requiere hacer algo distinto de lo que la empresa venía haciendo en el pasado.
  • Tercero, ligado al anterior, la innovación de productos exige y se apoya en un nuevo desarrollo, ya sea algún aspecto de conocimientos de base, o un nuevo proceso o un enfoque de dirección, en definitiva algún desarrollo interno que complementa a la nueva idea inicial. Innovar hoy facilita innovar mañana.

La atención directiva de muchos primeros ejecutivos está centrada en las urgencias que depara la gestión cotidiana. La innovación queda relegada a un segundo plano, pues aún siendo considerada un tema relevante, no tiene las prioridades propias de otros aspectos más urgentes. Si los primeros responsables de la empresa fueran conscientes de que posponer hoy la innovación de productos conlleva mermar la capacidad futura de innovar, ello debería dar más prioridades a la innovación y comportar una predisposición más favorable de los altos ejecutivos a crear las bases para hacerla posible.

Cuando un equipo de alta dirección adquiere consciencia de las transformaciones que requiere la innovación, identifica una serie de dificultades a las que deberá hacer frente. Sin ánimo de ser exhaustivos, las reflexiones suelen incluir aspectos tales como:

Cultura de innovación
Cultura de innovación.
  • La necesidad de proteger la innovación frente a amenazas que impiden desviarse de lo que venimos haciendo en el pasado. Como sistemas de dirección, presupuestos, posiciones jerárquicas que se resisten a cambiar, inercias organizativas y otros condicionantes heredados.
  • Para que sea creíble la innovación debe reportar resultados recurrentes. No puede constituir una contribución fortuita y aislada. La innovación deberá convertirse en una competencia propia y bien arraigada en la organización.
  • La generación de nuevas ideas requiere de una actitud en la gente (orientación al exterior, cuestionarse las cosas, ver más las posibilidades que los problemas, etc.) que en muchas ocasiones es opuesta a la que se ha venido inculcando. ¿Cómo podemos dar credibilidad y además hacer atractiva la innovación a nuestros colaboradores?
  • La creatividad surgirá solo en la medida en que haya un cambio de estilo de dirección. Por ejemplo, el control burocrático, la comunicación siguiendo la línea de mando establecida, el valor de las ideas que se corresponde necesariamente con el nivel jerárquico y otras tantas reglas que han contribuido en el pasado a la regularidad y el crecimiento sin sorpresas de las operaciones.

Conclusión.

El proceso de innovación no es algo sencillo. Para realmente innovar es importante tomar muchas consideraciones tales como lo es l mercado tus consumidores. Hoy en día las prácticas de innovación se dan con mucha más frecuencia, sin embargo no todos tienen éxito. Es importante que consideres cada uno de los consejos que aquí te he propuesto, esperando que tu proceso de innovación sea más exitoso y más sencillo.

¿Tienes alguna otra práctica con la que se pueda innovar un producto? Déjalo en la caja de los comentarios de la parte de abajo.

Si te ha gustado el artículo házmelo saber dejando un comentario positivo, suscribiéndote o compartiéndolo con más personas. Te lo agradecería.

Artículos relacionados.

8 pasos para ser un emprendedor innovador en el 2017.

7 técnicas para crear un excelente producto innovador.

7 grandes empresas que han innovado a través de la felicidad.

Anterior

5 formas de conseguir fondos para emprender un negocio

Siguiente

This is the most recent story.

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua