Innovación

6 razones por las que las ideas de negocio innovadoras fracasan.

 

Las grandes empresas comienzan con ideas de negocio innovadoras. Este principio fundamental ha inspirado decenas de generaciones de emprendedores esperanzados, alimentándose con la promesa de que las ideas de negocio innovadoras y mucho trabajo es todo lo que se necesita para que cualquier persona se convierta en un multimillonario. Desafortunadamente, hay otro lado en esta ecuación: El hecho de que todas las grandes empresas necesiten una buena idea para ponerse en marcha no significa que una buena idea es lo único que necesitan para salir adelante.

Actualmente los emprendedores novatos pueden tener iguales oportunidades de tener éxito y de fracasar. Según las estadísticas, en México, 8 de cada 10 empresas fracasan antes de cumplir los 5 años, y el 90% de las Pymes no sobreviven los 10 años. El éxito o el fracaso de las ideas de negocio innovadoras dependerá de ti como emprendedor y que tan decidido estés para llevar tu idea de negocio al siguiente nivel. Pero ¿por qué muchas de las ideas aunque sean innovadoras fracasan?

EL POR QUÉ DEL FRACASO DE ALGUNAS IDEAS. 

Algunas de los “porqués” las buenas ideas de negocio fracasan las mencionamos a continuación:

      1. Las ideas de negocio innovadoras no son necesariamente únicas.

Las ideas de negocio innovadoras no siempre son únicas.

Una “buena” idea tiene el potencial de ganar dinero en un entorno dado; sin embargo, esto no garantiza que alguien más no está ya por ahí desarrollando su propia versión de esta idea. Un poco de investigación competitiva por adelantado te protege contra esta posibilidad.  Si encuentras a tu competencia con una idea similar, puedes retirarte antes de que hayas invertido gran cantidad de dinero, o diferenciar tu idea lo suficiente para que se mantenga por tu cuenta. Todavía tendrás que moverte con cautela, por supuesto: Una vez que tu idea se ha convertido en un negocio completo, un competidor separado puede surgir para amenazar tu negocio.

Los competidores pueden ser – y serán – viciosos. Ten esto en cuenta cuando realices las fortalezas y debilidades de tu idea. Un emprendedor que tuvo que romper con esta creencia fue Federick W. Smith de Federal Express (FedEx). Después de revolucionar el servicio de envíos en la década de los 70, Smith introdujo un servicio de entrega electrónica, Zapmail, en 1984 para competir con las máquinas de fax. Pero Zapmail no obtuvo interés y costó cerca de USD$350 millones a la compañía. FedEx abandonó Zapmail en 1986 y la compañía re enfocó su energía en el negocio principal. En 2012 generó $35,000 millones de dólares en ganancias. Una de las lecciones que nos deja este emprendedor es que debes estar dispuesto a reconocer el fracaso, abandonar ideas de negocio innovadoras que no están siendo redituables a tu negocio y seguir adelante.

Una frase que nos deja el fundador de Fedex es “Los líderes se ponen al frente y se mantienen ahí estableciendo los estándares con los que se juzgan a sí mismos y con los que están dispuestos a ser juzgados”. Esto quiere decir que las ideas de negocios innovadoras estarán destinadas a fracasar sólo si permites que esto suceda. Un emprendedor mantiene estándares personales que lo lleven al éxito. No la idea es la que te hará millonario, tú tienes que pulir esa idea, para que te haga millonario.

      2. El tiempo es muy importante.

Como explicó una vez Bill Gross, fundador de Idealab, hay muchos factores responsables de por qué las empresas tienen éxito, y el mayor parece ser el momento. Las buenas ideas de negocio innovadoras que aparecen antes de que el mercado esté listo, pueden desvanecerse a pesar de su enorme potencial. Imagínate una pieza de tecnología para la que los consumidores no están listos para utilizarla, como Google Glass o incluso una comedia de televisión cuyo humor está por delante de su tiempo. Ambas ideas, aunque fuertes, y con gran potencial, se aplastan. Del mismo modo, una idea que llega demasiado tarde – una vez que los consumidores ya han tenido su carga o se trasladó a otra tendencia – no tendrá el mismo impacto. La sincronización del lanzamiento de su negocio en ese “punto dulce” es crucial para el éxito.

Otro ejemplo es el de Bill Gates, antes de que Microsoft existiera, el fundó una empresa con su socio Paul Allen. Mientras estudiaban bachillerato en la década de 1970, Gates y Paul Allen iniciaron Traf-O-Data, un negocio de computación que automáticamente leía los datos crudos de contadores de tráfico y permitía generar con ellos informes útiles para los ingenieros de tráfico. La idea pronto se convirtió en obsoleta cuando el estado de Washington ofreció tabular los datos gratuitamente. Los dos emprendedores aprendieron de su negocio fallido cómo escribir software para una computadora a la que no tenían acceso y crearon una nueva startup llamada “Micro-Soft”. Si tú has tenido ideas de negocio innovadoras y están no tienen éxito entonces a lo mejor no es el momento para el mercado. Imagínate si Bill Gates se hubiera dado por vencido porque una idea no funcionó.

Los planes de negocios son importantes para las ideas de negocio innovadoras.

      3. Escribe un plan de negocio y anticípate a los cambios.

El papel “no siempre se traduce a la vida real”, con suerte, si tienes buenas ideas de negocio innovadoras, también tienes un buen plan de negocios. Los planes de negocio son donde se especifican los detalles de tu empresa, de quién va a comprar tu producto, para cuando planeas hacer el lanzamiento y en qué punto se convertirá en rentable.

En teoría, los números pueden apoyar tus planes. Tus ideas de negocio innovadoras pueden parecer que realmente funcionan. Pero la vida real no siempre funciona de la manera que “debería” en el papel. Tu proyección financiera y tu plan de negocios puede no ser tan estricto y previsibles como cuando los pones juntos. Estos factores impredecibles siempre serán un peligro, incluso a la mejor de las ideas de negocio innovadoras. Un ejemplo de esto fue Walt Disney, el pionero en la animación de caricatura se enfrentó a varios problemas financieros a finales de la década de 1920 y principios de los 30s. Incluyendo la pérdida de los derechos del popular personaje Oswald the Lucky Rabbit. Su compañía tenía $4 millones de dólares de deuda a principios de 1930.

Una de las habilidades que todo emprendedor requiere es aprender a solucionar problemas de manera creativa, tal cual es el ejemplo de Walt Disney. Con sólo el suficiente dinero para financiar el proyecto, Disney lanzó “Blancanieves y los siete enanos” en 1938. La película salvó a la empresa de la bancarrota y financió la creación de los nuevos estudios de Disney en Burbank, California. La lección que nos comparte este gran empresario es “una gran idea puede componer una serie de errores”.

      4. Adaptación al cambio.

Los entornos empresariales nunca permanecen estáticos. Las nuevas tecnologías se desarrollan constantemente, las tendencias van y vienen y las economías fluctúan entre períodos de consumo y períodos de cambio y miedo. Las circunstancias en las que tu negocio emerge sin duda será diferente de las circunstancias que enfrentará sólo meses después del lanzamiento de tu negocio. Las empresas exitosas no son las que tomaron ideas de negocio innovadoras, las adoptaron, y luego las mantuvieron estáticas durante años. Ellos son los que tomaron una idea y se permitieron cambiar y desarrollarse a medida que surgían nuevas circunstancias.

Las ideas de negocio innovadoras verdaderamente grandes son lo suficientemente flexibles como para que los empresarios talentosos y creativos las desarrollen con el tiempo, de acuerdo con las circunstancias cambiantes. Un ejemplo de esto es Steve Jobs el fundador de Apple, según datos de la revista Entrepreneur “después de su renuncia forzada de Apple en 1985, Jobs usó los siguientes años en desarrollar NeXT, una estación de computadora para educadores. Pero debido al alto precio y a los numerosos virus, nunca se materializaron las ventas. La empresa quemó cientos de millones de dólares de inversionistas. Seguidamente, Apple anunció que compraría NeXT en 1996, trayendo a Jobs de vuelta a la compañía como CEO interino. A partir de entonces desarrolló el iPod y el iPad, haciendo de Apple una de las empresas más exitosas de las 500 de Fortune en la década pasada”.

Una frase que utilizaba Steve Jobs y que define bien este punto de porqué muchos emprendedores no logran que sus ideas de negocio innovadoras no funcionen es “No puedes sólo preguntarles a los clientes qué quieren y después dárselo. Para el momento en que lo construyas, querrán algo distinto”.  Uno de los aprendizajes que hizo la diferencia y le permitió a Steve Jobs el adaptarse al cambio fue tener los recursos y a la gente correcta a su alrededor.

      5. La ejecución es tan importante como la planificación.

Esto se remonta a que las ideas de negocio innovadoras en “el papel” no son exactamente igual en la realidad. Recuerde que una buena idea de negocio es sólo tan buena como las personas que son capaces de ejecutarlo. Si tienes un plan de acción diseñado magistralmente, necesitas a encontrar a una persona lo suficientemente experta como para supervisarlo. Si tienes objetivos financieros ambiciosos, necesitas un miembro de tu equipo que tenga suficiente experiencia para ayudarte a alcanzar estos objetivos.

Construir un equipo es una parte importante del proceso, y sin un equipo fuerte de tu lado, incluso las mejores ideas de negocio innovadoras pueden resultar en un fracaso. Los recursos humanos deben ser una de tus principales prioridades. Si tienes una gran idea de negocio innovadora, y estás interesado en comenzar tu propio negocio, no dejes que todas estas razones te creen expectativas negativas. Comenzar un negocio es difícil, y hacerlo un éxito es aún más difícil.

Pero si entras en él con las expectativas correctas y una visión razonable para su desarrollo, no serás víctima de los conceptos erróneos que han interrumpido a muchos. Un ejemplo de esto es Steve Jobs como mencionamos en el apartado anterior. Pero también lo fue Mary Kay Ash de Mary Kay Cosmetics Inc. Después de 25 años de vender en Stanley Home Products, Ash renunció en 1963 frustrada porque la empresa no consideraba sus promociones. Después empezó a escribir un libro de consejos para mujeres de negocios y pronto descubrió que había escrito un plan de negocios para ella. Mary Kay Cosmetics había nacido. La empresa alcanzó los $2,500 millones de dólares en ventas en 2009. Una de las frases de esta gran empresaria es “por cada fracaso, hay un curso de acción alternativo. Sólo debes encontrarlo”.

      6. No tengas miedo a hacer “Prueba y Error”.

Muchas personas que no están involucradas en el mundo del emprendimiento, no entienden que hay momentos en los que tienes crear un prototipo más de tu producto, y esto les pasa sobre todo a los nuevos emprendedores.  Te invito a que rompas la creencia de que hacer prueba y error es algo “malo” para tu negocio, al contrario. Lo mejor que puedes hacer es ir probando qué es lo que funciona, llevarlo a la acción y repetirlo. Encuéntrale el lado divertido a esta montaña rusa llamada emprendimiento.

Los grandes líderes con ideas de negocio innovadoras no temen a fracasar.

Pasar por esta montaña rusa del emprendimiento puede parecer antitético a la creatividad, pero en realidad no lo es. De hecho, pensar forzarte a sacar tu lado creativo para poder solucionar los problemas que tu empresa o negocio requieran se vuelve un hábito para llevar tu negocio al éxito. Recuerda que el que tenga más ideas de negocio innovadoras y las adapte a la situación actual, es el emprendedor que llevará su negocio hacia la cima.

Si tú eres emprendedor y estás en la etapa de buscar ideas de negocio innovadoras te invito a que tengas en cuenta estas características que te acabo de mencionar. Si ya tu idea es un negocio, pero sientes que estás atorado, te invito a que revises estos puntos y veas en que puedes trabajar. Recuerda que los resultados de tu negocio, dependen de ti.

Tú tienes el control de sacar tu negocio a flote. Grandes empresarios como Bill Gates, Steve Jobs y Walt Disney han pasado por momentos de aprendizaje y por eso hoy son dueños de grandes empresas y dos de ellos han dejado un legado. Imagínate qué hubiera pasado si alguno de estos grandes empresarios se hubiera dado por vencido. No existiría ni Apple, ni Microsoft, ni Disneyland. Así que te invito a que pienses en grande, que lleves tus ideas de negocio innovadoras y las conviertas en un plan de acción que te lleve a tener un negocio exitoso.

¿Por qué crees que las ideas de negocio innovadoras fracasan? Coméntalo en la parte de abajo.
Comparte el artículo con más personas a través de tus redes sociales. Te lo agradecería.

Anterior

5 cambios en tu espacio físico para mejorar el clima laboral

Siguiente

5 fuentes de financiamiento para empresas innovadoras.

El Autor

Alberto Equihua

Alberto Equihua