Servir: El Secreto Gran Secreto De Un Vendedor Exitoso

Play Video
¿Tienes miedo a vender? ¿Vendes solo por vender, pero no te enfocas realmente en el servicio a los demás?

 

Lo primero que quiero compartirte es que yo creo firmemente que “Vender es Servir”, siendo capaz de servir a los demás puedes generar grandes cosas.

 

Créeme que al poner tu intención en el servicio a los demás los resultados que esperas sucederán como si fueran “magia”.

 

Por otro lado, si tu enfoque es vender casi por “obligación”, sin prestarle atención al servicio que puedes brindar, te vas a enfrentar a un panorama gris, falta de intención, aburrido e incluso será más difícil.

 

Lamentablemente existe una gran cantidad de vendedores que manejan su rutina de esta manera, como si estuvieran en piloto automático, de forma mecánica, sin intención ni pasión por lo que hacen. Con una falta de significado para su labor.

 

¿Quieres aprender a vender sirviendo a los demás, o sólo quieres vender por dinero?

 

Si quieres cambiar tu esquema y dejar de ser parte del cúmulo de vendedores autómatas, te voy a compartir las diferentes maneras para servir a tus clientes:

 

  • Respeta el horario de sus citas (se traduce en mostrar consideración por los tiempos de tu cliente)
  • No presiones, dejar que su decisión de compra fluya
  • Dale un precio justo
  • Enfócate en sus necesidades de compra y trata de entenderlo
  • Sé un buen escucha

 

Quizá después de haber leído los puntos te des cuenta de que, si realizas alguna o la mayoría de estas acciones, pero aún sientes ese vacío o que tu servicio se encuentra incompleto. Lo que ocurre es que ejecutas estas acciones de manera automatizada, sin darte cuenta. A partir de ahora trata de realizarlas con un propósito, con la misión que tienes y sobre todo con pasión.

 

Recuerda que siempre debes mantener una misión clara, un por qué bien definido. Esos serán los cimientos para tu estrategia de ventas exitosa.

 

Conclusión

 

Teniendo esta lección en cuenta no sólo obtendrás mejores resultados, sino que estarás preparado para afrontar cualquier crisis.

 

En medio de una crisis, servir es el secreto.

 

Tienes el poder de ayudar a más y más a personas a través del servicio que les otorgues. No olvides que la mejor manera de acabar con una crisis, es no estando en crisis.